martes, 24 de diciembre de 2013

I Buoni Amici - Italiano de cabecera en Barcelona

No ha sido mi primera visita a I Buoni amici y la verdad es que esperaba con ganas repetir. Lo considero una de los restaurantes italianos de cabecera si vives o pasas por Barcelona. La carta es amplia, tanto en platos como en vinos, con propuestas de diferente estilo basadas en una cocina italiana que va mucho más allá de la pizza. El local es agradable, con las paredes decoradas con platos personalizados por los propios clientes que para los responsables del restaurante son protagonistas. La mayoría de las propuestas de la carta están bautizadas con nombres ilustres de su clientela habitual.


Los precios varían según vuestra elección pero como referencia, los risottos se mueven entre los 13 i 18 euros, las pastas entre los 10 i los 15. Tienen un menú semanal de 18 euros y habitualmente proponen opciones basadas en algún producto como la semana del tartufo. No es de los más habituales pero lo podréis encontrar en las webs de descuentos habituales. En esta ocasión yo reserve por restalo.es y me aplicaron un 30% en el precio de los platos. Todo ayuda.
Vamos al tema. Para empezar probamos dos entrantes. El Risotto Friulano cocinado con cebolla, radicchio, salami, salchicha, parmesano y reducción de vino blanco. Muy bueno y gustoso. Se nota que la receta viene directa del lugar de procedencia del xef Daviano Neri.

Risotto Friuli
La segunda opción. Mejillones de roca al vapor con especies y tomate. Los mejillones un poco minimalistas pero la salsa estaba espectacular para mojar con la focaccia y el pan que sirven.

Cozze
Continuamos la cena con pasta. Los Pappardelle al gusto de Carlota Bestit me sedujeron a la primera. Pasta fresca ancha al huevo con ajo, setas, crema de trufa negra, nata y parmesano al graten. Aquí si que hay que ponerse de pie. Fantástica! La cocción al punto perfecto, pasta de verdad y la salsa antológica. Con la textura del parmesano ligeramente gratinado y el sabor inconfundible de la trufa de fondo. Sin avasallar, en perfecta combinación con las setas. Muy bien!

Pappardelle al gusto de Carlota Bestit
Hablando de pasta apuntad que los celíacos tienen la suya. El veredicto: la salsa espectacular y la pasta como la de casa. No se puede tener todo, claro. También disponen de pan sin gluten.
Los postres los presentan en una bandeja. Puedes escoger con la vista. La oferta, muy italiana. Canoli, tarta de ricotta, tartufo de café. Yo fui a lo clásico, a por el tiramisú que está correcto sin ser excepcional.

Tiramisú

Para acabar, la bodega es generosa pero en esta ocasión la compañía era abstemia y no pase de una copa de Perelada 3 Fincas. Aún así disponen de una buena selección de caldos. La elección debería ser de un vino italiano, claro! Para conversar, alguna grappa y ya lo tendremos todo.
I Buoni Amici
Casanovas 193 (cerca de la Diagonal)
93 439 68 16

domingo, 1 de diciembre de 2013

Fish & Chips - El origen

Dos días en Londres por trabajo no es un tipo de viaje para disfrutar de alta gastronomía, eso está claro. Lo primero son las obligaciones, y las dietas de la empresa no dan para grandes homenajes. Así que al final de la historia esta semana hemos acabado comiendo los dos días en un pub. De hecho en dos diferentes, aunque la carta era idéntica. El primer día me decanté por uno de los platos británicos por excelencia: el Fish and Chips.


El plato despertó mi curiosidad, no por su calidad (justita), sino por su historia. La pregunto vino con el plato, ¿de dónde viene este “invento” del pescado con patatas fritas? Como siempre no hay una única versión.

El fish & chips que "degustamos" en Londres
No hizo falta buscar mucho para encontrar la primera. La carta del pub ya traía una explicación. El pionero del Fish & Chips resulta ser un tal Joseph Malin que son 13 añitos vendía patatas fritas en el London East End para ayudar a la familia. A él se le ocurrió vender las patatas con pescado frito (tampoco es que sea la idea del siglo, pero ahí queda) y en 1860 abrió el primer establecimiento de estas características.
Descripción del plato
 
Buena historia que en Lancashire no es creen. Allí atribuyen el invento a John Lees. Y los fanáticos de Charles Dickens apuntan que en la novela Oliver Twist se habla de un almacén de pescado frito donde se acompañaba el plato con pan y patatas fritas. 
Independientemente del origen real, lo que es un hecho es que cada año en Inglaterra se sirven 230 millones de raciones de fish and chips. Yo me la comí en un plato con cubiertos y una pinta pero la es típico llevarse este plato en un pedazo de papel de periódico.

domingo, 24 de noviembre de 2013

Menú Andorra Taula - Restaurante 1940


Había estado una vez en el restaurante 1940 del Hotel Pyrenees de Andorra la Vella tomando el menú diario y la verdad es que nos gustó.  Ahora tocaba probar la propuesta que ofrecen en la campaña “Andorra a Taula”. Por si no lo conocéis, diferentes restaurantes de Andorra proponen un menú elaborado por 25 euros, bebidas a parte.
El 1940 es un local que me gusta. Con un ligero toque retro, de hotel antiguo y las mesas amplias y lo suficientemente separadas unas de otras.



Para empezar el menú, un aperitivo. Rollito crujiente de jamón y queso. Correcto. Sin pretensiones. Pasta brick para unos canutillos tibios aderezados con una vinagreta agridulce.

Rollitos de jamón y queso
 
Pedimos dos menús y los primeros nos dejaron una de cal y otra de arena. Yo escogí una ensalada tibia con foie, espárragos y ceps confitados y estaba muy buena. Los contrastes del frescor de la lechuga con los espárragos y ceps más calientes, y el gusto del foie encajaban muy bien.

Ensalada tibia con foie, ceps i espárragos
 
El amigo Romain pidió un milhojas de pollo, espinacas tiernas, crema de queso del Pirineo y piñones. El plato, por el nombre, genera mucha espectativa, y visualmente, era atractivo, pero al final no resultó todo lo gustoso que presuponíamos. Flojito al buen criterio de Romain. Yo, soy poco de espinacas y no lo probé.

Milhojas de pollo, espinacas y queso
 
En el segundo nos lo jugamos todo a la misma carta. Optamos por el lomo de bacalao con tomates confitados y crema de murgues. A mi me gustó. Quizá hubiera agradecido algún detalle más de guarnición pero el pescado era bueno y la crema muy fina.

Bacalao con crema de murgues
 
Al pedir postres volvimos a optar por probar los dos que ofrecen. El primero, el que me gustó más con diferencia, quizá por ser menos habitual que el segundo.  Mousse de manzana al horno con queso fresco, nueces caramelizadas y Amareto.  Muy bien. Suave, nada empalagoso y con gusto.

Mousse de manzana al horno
 
El coulant de chocolate con helado de nata y mermelada de fresa no nos aportó nada que no hayamos encontrado antes comiendo este plato. Correcto de nuevo, aunque mi acompañante que va al detalle, se quejó de la mermelada. Deformación profesional.

Volcán de chocolate
Para beber, dos copitas de verdejo. Testimoniales, que era día laborable y no esperaba una tarde de oficina. Ya sabéis: si bebes, no trabajes. Y yo trabajaba.
Es el primer menú Andorra a Taula que pruebo este año así que las comparaciones no van a ser posibles. El del 1940 lo disfrutamos, sin llegar a la excelencia, pero ya aviso que, para mi, es difícil de encontrar.

Restaurante 1940 - Hotel Pyrenees
Av Príncep Benlloch 20 bis
Telf.- 860 006
Menú semanal - 13,82 (bebidas a parte)
 

domingo, 10 de noviembre de 2013

La mejor pasta de Barcelona (para muchos)


Lanzar sentencias como la que titula esta entrada siempre es aventurado pero en este caso es indiscutible que en este local sirven una de las mejores pastas de Barcelona. Y si hablamos del pesto que preparan, aquí si que no hay duda. El mejor de la ciudad. Su nombre es una declaración de intenciones para un restaurante italiano, Non solo pizza.
Exterior del Non Solo Pizza
 

El local es acogedor y de tamaño reducido cosa que nos deja uno de los pocos aspectos negativos, las mesas también son pequeñas. La carta no es muy extensa. No hace falta. Encontraréis antipastos, carnes y sobretodo, pastas de todo tipo. Unas cuantas son fijas y además añaden una especialidad diferente cada día.


Por experiencia propia, para empezar, os recomiendo la burrata. Espectacular. Con rúcula y tomate o, solo con tomate. Un placer acompañada de otro de los productos a destacar, la focaccia con la que acompañan los platos y un aceite producido especialmente para el restaurante.
Burrata con tomate
 
 

De segundo, imprescindible, el trenette al pesto. Alberto, el chef i propietario del Non solo pizza clava este plato de una manera sublime, de hecho, es una especialidad de Liguria, su lugar de origen.
Trenette al pesto. Espectacular
 

Los postres también hablan italiano. Probamos dos diferentes. El tiramisú para ser honestos no pasa de correcto pero la panna cotta estaba magnífica.
Panna Cotta con chocolate
 
 
Non solo pizza es un restaurante que recomiendo aunque también os aviso que mejor ir pronto. El día que fuimos había solo un camarero y en cuanto se lleno el local, la celeridad inicial en el servicio fue disminuyendo. Si sois de los que lo que más os gusta de la cocina italiana es la pizza, puerta con puerta encontraréis un local hermano, el Solo pizza. Habrá que probarlo, ya os explicaré.



 
Non solo pizza - Precio medio 30€
Enrique Granados 110, Barcelona
Telf: +34 932 181 920

viernes, 11 de octubre de 2013

ESCAPADA - De trufas, vino y Nutella


Hoy nos vamos de viaje. Figurado, claro, yo no puedo de otra manera pero quizá tu tengas unos días libres y estés buscando un destino para escaparte.
Te propongo visitar una zona gastronómicas fascinante y especialmente recomendable en otoño. Al norte de Italia se encuentra la región del Piamonte, capital, Turín. A 50 quilómetros al sur de esta ciudad encontramos Alba, nuestro destino de hoy.


No te engaño, Alba no es una ciudad especialmente bonita, pero amigo, aquí no venimos para hacer fotos, venimos a comer y beber! Vamos con los tres elementos que titulan este artículo.

La trufa blanca
La joya de la corona de este viaje gastronómico. De entre las trufas, la blanca de Alba es una de las más apreciadas en todo el mundo. Crece bajo los arboles de los bosques de la zona entre octubre y diciembre. Para localizarlas se utilizan perros adiestrados de tres razas, el lagotto romagnolo, el bracco italiano o el chucho. Y olvídate, claro esta, de que ningún campesino local te explique donde ir a buscarlas. Las mejores zonas son secreto de estado. La razón, su precio. En una subasta celebrada en el año 2009, un cliente de Hong-Kong pagó 98.000 euros por un ejemplar de 750 gramos. Una locura. Los perros más efectivos también se valoran en miles de euros.

Para vivir toda la intensidad de este mundo, precisamente estos días, se celebra la Fiera Internazionale Tartufo Bianco d’Alba. Del 12 de octubre al 17 de noviembre encontrarás actividades, exposiciones, oferta gastronómica, actividades culturales, etc.

Durante el resto del año, la trufa también es protagonista en toda la ciudad. Las tiendas especializadas son dignas de ver. Me recuerdan a las mejores joyerías pero en lugar de diamantes, en la vitrinas se exponen, trufas.

Género en una tienda de trufas de Alba
Evidentemente uno de los momentos del viaje será el que te lleve a una mesa a degustar este producto. Las opciones son muchas.  Se puede comer cruda, espolvoreada o rallada sobre un risotto o pasta fresca. Te la rallaran al momento sobre una balanza de precisión y luego.. al plato. También acompaña a la perfección un buen capón o platos con ternera, e incluso a una buena langosta.


              

En Alba hay muchos restaurantes, yo por mi experiencia te recomiendo uno. El restaurante Enoclub situado en una cava con un menú magnifico  y una amplia carta de vinos.

Comedor del Enoclub 
Este viaje requiere presupuesto. Te acuerda lo que te he explicado de los precios de la trufa, verdad? Si vas sobrado te propongo otro restaurante. Este, de mucho nivel. Me lo citó Guillem Marquet, de la Gourmeterie Marquet en Andorra,  en una entrevista cuando le pregunté por el restaurante que recuerda de manera más especial. La Ciau del Tornavento, a pocos quilómetros de Alba. Es impresionante. Si tienes pasta, mírate su web y te convencerás.

La Ciau del Tornavento

El vino
La segunda razón para visitar Alba. La zona en general es muy rica en viñedos y bodegas con alguna de las varietales más míticas de los vinos italianos. La zona de Cuneo es la cuna del Barolo, para muchos el mejor vino de Italia. La uva que se utiliza en su elaboración se llama Nebbiolo y las parcelas se encuentran en zonas de espectaculares de mucha pendiente. Tienes que conducir por esas carreteras. Descubrirás unos paisajes sensacionales. 

Viñedos en Langhe, Piamonte

También de la zona la Barbera d’Alba, o el Dolcetto d’Alba. Si eres de vinos dulces, en el Piamonte se produce el famosos Moscato d’Asti. Te encantarà.


En Alba te recomiendo una tienda pequeñita, en el centro, donde encontraras todo tipos de la zona y del resto de Italia. El personaje que la regenta sabe mucho y además, si quieres, te envía la compra a casa. Se llama Enoteca Grandi Vini.





Y la Nutella?
Es verdad. La Nutella. Para cerrar el viaje vamos con otra de las cosas más famosas de Alba. 

Aquí se inventó la Nutella. A mediados de los años 40,los impuestos sobre los granos de cacao motivaron que se buscaran fórmulas para bajar el precio del producto. El resultado fue la Gianduja una mezcla a partes iguales de avellanas i chocolate. En 1946, Pietro Ferrero, pastelero de Alba vendió la primera “Pasta Gianduja” que, originalmente era sólida. En 1951 ya comercializaba la versión cremosa que en 1963 fue bautizada como Nutella por el hijo de Ferrero, Michele.
El primer tarro de Nutella salió de la fábrica de Alba el 20 de abril de 1964.


Trufa blanca, barolo, grandes restaurantes, viñedos espectaculares y Nutella. Te escapas a Alba?





jueves, 26 de septiembre de 2013

Cal Cofa (Llívia)

Lo reconozco. Soy muy fan de este restaurante situado en el centro de Llívia justo al lado de Cal Ventura un clásico de la zona. Lo reconoceréis por el caracol que domina la fachada del edificio donde está ubicado.
Exterior de Cal Cofa con su característico caracol
Cal Cofa es uno de esos restaurantes que triunfan con argumentos tan simples de explicar como muchas veces, difíciles de aplicar. Un establecimiento que sirve platos elaborados con buena materia prima, elaborados con cariño y con un servicio y local que te hace sentir realmente a gusto. Esas pueden ser las claves del éxito. Porque tiene éxito, vaya si lo tiene. En épocas de vacaciones o fin de semana es imprescindible reservar y raro es el día que no llenen todos los turnos. El local sin ser pretencioso presenta una decoración cuidada. Si sois un grupito os recomiendo preguntar si el reservado del último piso esta disponible. És fantàstico.

La carta se compone de platos tradicionales con alguna propuesta puntual más creativa pero si grandes inventos. Estamos en la Cerdanya y aquí apetece comer trinxat más que espumas de hidrogeno para que nos entendamos. Por mis experiencias previas, que son unas cuantas, de los entrantes, recomiendo especialmente el trinxat i el carpaccio de ceps con helado de vinagre.

Carpaccio de ceps con helado de vinagre, una propuesta original y deliciosa

Los segundos platos son también variados pero sin duda os recomiendo las carnes y, más concretamente, los filetes o entrecots y la tagliatta de ternera a la antigua. Si sois carnívoros tocaréis el cielo! Carne de una calidad excepcional acompañada de unas patatas fritas naturales cultivadas en Llívia por ellos mismos.

Filete con foie a la llosa. Y con salsa de ceps....
Tagliatta a la antigua con su salsa secreta. Como diría Jesulin, en dos palabras...

Esto es una muestra del estilo de la cocina de Cal Cofa, si queréis mas detalles podéis consultar su web

Destacar también su carta de vinos con protagonismo para los vinos catalanes però también con opciones de La Rioja o Ribera del Duero. De la carta yo me quedo con tres: Equilibrista, Vilosell y 5 Finques,tintos, los tres

El precio es complicado de definir porque depende mucho de los platos que escojas. En todo caso la relación calidad/precio es fantástica y es de aquellos restaurantes que, incluso si acabas pagando un poco más de lo que tenias previsto, sales tan satisfecho que los das por bueno.

Después del festín un buen paseo por Llívia sienta de maravilla. Pequeños placeres!